Todo se reduce a su situación específica y lo que es importante para usted. Una vez que identifique estos factores, podrá comenzar a comparar las opciones.

Costos generales del año

Una buena manera de empezar a comparar los planes es sumar todos los factores de costos de un plan. Tenga en cuenta las primas, los deducibles y los copagos cuando sume los costos previstos a lo largo del año.

Acceso a la red

¿Ya tiene un médico preferido? Si es así, sería bueno que verificara si su médico está en la red de los planes que está considerando.

Su situación particular.

Dependiendo de su situación (por ejemplo, ingresos, situación laboral, necesidades de salud, edad), hay una serie de opciones creadas para que obtenga una cobertura adecuada para usted.

Su salud

¿Cómo está su salud? Si tiene previsto utilizar los servicios muchas veces en el año, puede considerar planes con deducibles y límites de gastos de su bolsillo más bajos (lo que puede significar una prima más alta). Si prevé que no necesitará mucho cuidado durante el año, puede buscar primas más bajas (lo que puede significar deducibles y límites de gastos de su bolsillo más altos).